REHABILITACIÓN Y REPARACIÓN DE CANTOS DE FORJADO

REHABILITACIÓN Y REPARACIÓN DE CANTOS DE FORJADO

reparción_fachada_edificio_copacabana_benidorm_CHKConstruccion

Especialistas en reparación estructural de edificios

CHK Construcción como empresa dedicada a la rehabilitación y reparación de edificios y como empresa especializada en reparaciones estructurales.

En el desarrollo de nuestra actividad, en estos últimos años hemos detectado una proliferación de ciertos tipos de obras. Una de las que más se ha hecho común es la reparación estructural de edificios y más concretamente son las que afectan a los cantos de forjado.

Para facilitar la compresión del tema del presente blog, tenemos que definir unos conceptos.

¿Que es el canto del forjado?

El canto de forjado es la zona o parte de la estructura, perteneciente al forjado, que es el borde o extremo del mismo. Se puede también definir como el contorno del forjado.

¿Qué lesión es la más común?

Las típicas lesiones son la aparición de grietas y fisuras, desprendimientos y oxidación de armaduras.

Con estos dos meros conceptos ya podemos continuar.

En la estructura de un edifico, el canto de forjado es el elemento de la estructura que suele estar a una exposición más de primera línea a agentes de todo tipo. Ya sean mecánicos (ejemplo golpes), químicos (ejemplo contaminación), meteorológicos (ejemplo lluvias, cambios de temperatura)

También hay otros factores que también influyen, como son la fisonomía del edificio, que den cantos vistos poco protegidos, bordes de balcones; el tipo de material empleado; si están revestidos o protegidos, etc. Son un compendio de factores que entran todos en juego a la hora de que se produzcan lesiones.

Tanto para un propietario particular, como para las Comunidades de propietarios, suele ser bastante alarmante la aparición de estas lesiones, en forma de grietas en sus fachadas y no sin razón.

Porque la aparición de estas grietas es solo el comienzo. El no actuar con rapidez y determinación, puede pasarse de una simple reparación superficial, a una reparación en profundidad, a un refuerzo estructural y si el daño es ya irreparable a la demolición parcial o de incluso todo el edificio.

¿Cual suele ser el origen de estos desperfectos?

Salvo en casos en los que puede haber una mala elección de diseño, una solución constructiva equivocada, la elección de materiales no apropiados o incluso una mala ejecución.

Lo normal es que por un envejecimiento natural de los materiales y la exposición a los agentes atmosféricos, puedan producir grietas y fisuras en los revestimientos. Que de por si solo, pues tampoco es más importante en su origen por que afectan al ornato público del inmueble. El problema viene después.

¿Cual es el proceso de la lesión?

Una vez aparecidas estas grietas y fisuras iniciales, hacen que la protección de los diferentes elementos estructurales se vea comprometida. Lo que antes era una exposición superficial, ahora se va filtrando y calando a niveles más internos y llegan finalmente a las armaduras de la estructura.

La lesión se Potencia.

Al dejar las armaduras expuestas a humedades, cambios de temperaturas y cualquier otro factor degradante ya descrito anteriormente, las hacen proclives a la oxidación y corrosión.

Con esta oxidación se aumenta el volumen de las mismas y acaban por reventar los hormigones que las rodean. Este reventón hace que lo que antes eran simples fisuras y pequeñas grietas, aumenten su tamaño exponencialmente, se produzcan desconches y desprendimientos de materiales.

Lo que lleva a que aumente a exposición de las armaduras a estos mismos agentes y mayor cantidad de armaduras expuestas. Este proceso se va transmitiendo por todos los elementos estructurales y es como una metástasis en la estructura de todo el edificio. En definitiva es como la Pescadilla que se Muerde la Cola. Una vez empieza, no para hasta que la intervención es irremediablemente necesaria.

¿Cómo actuar?

Como resumen de cómo actuar ante la aparición de estas lesiones.

  1. Localizar y evaluar el alcance de la reparación.

  2. Concretar la actuación.

  3. Reparación

    • Picar elementos deteriorados.

    • Limpieza

    • Protección

    • Reconstrucción

    • Revestimiento final

Los dos primeros puntos son trabajos puramente técnicos y el consejo es la contratación de un Técnico competente que haga primero la inspección, luego la evaluación de los daños, establezca el origen de los mismo y que a partir de esta toma de datos, emita un dictamen y proponga una actuación.

Técnico competente

Todos estos puntos deben recogerse en un Proyecto de Ejecución de los Trabajos, y que sirva de base para la ejecución de los trabajos de reparación. Que decir que el disponer de un Técnico competente es esencial para garantizar la buena ejecución de los trabajos.

El tercer punto y sus sub-grupos es la propia ejecución de los trabajos de reparación. Que en resumen es el picado de los elementos en mal estado, hasta llegar a las armaduras lesionadas, limpieza de las mismas, protección con agentes químicos de las armaduras para paralizar los procesos corrosivos y crear un puente de adhesión a los materiales nuevos, reconstrucción de los hormigones picados anteriormente y revestimiento final.

En el presente blog hemos realizado una primera incursión sobre la actuación sobre los cantos de forjados, pero no hemos profundizado sobre la reparación en sí. Este análisis pormenorizado lo vamos a dejar para futuros blogs.

No obstante, desde CHK Construcción nos ponemos a su disposición para cualquier consulta que puedan tener sobre este tema.